Poca demanda de vino salteño por la falta de turismo

La industria salteña del vino sufrió una fuerte caída de la demanda de sus productos como consecuencia de la paralización del turismo en el marco del aislamiento social obligatorio por la pandemia del COVID-19.
Sin visitantes en Salta y Jujuy, con los hoteles, restaurantes y bares cerrados, las ventas de las bodegas se paralizaron, aunque no la producción, ya que el vino está considerado como alimento en Argentina y por consiguiente la actividad figura desde el primer momento entre las exceptuadas al aislamiento.
Osvaldo Domingo, titular de las bodegas Domingo Hermanos y Domingo Molina y secretario de Bodegas de Salta Asociación Civil, señaló: "El vino salteño es principalmente consumido en Salta, y ahí es donde estamos mal".
"Las bodegas medianas y pequeñas venden mayormente en nuestra provincia y también en Jujuy y, al no haber turismo, la situación es muy dura", explicó el productor en diálogo con El Tribuno.
Domingo detalló que "las ventas cayeron mucho y, si bien depende también el tipo de segmento y de bodegas, hay un cimbronazo importante que tiene que ver con que la industria depende de la actividad turística, principalmente en Salta y Jujuy".
El referente bodeguero resaltó que "a partir de las excepciones, lentamente se va moviendo, aunque todavía no como quisiéramos", pero dijo: "Abrieron primero las vinotecas, luego los restaurantes y, de a poco, estamos viendo que se reactiva un poco el sector".
"Hay que entender que la gente también quedó shockeada con la situación y de a poco se van acostumbrando a volver a salir", reconoció.
En este sentido, recordó: "Estábamos en plena cosecha cuando empezó la cuarentena y, si bien la parte productiva no paró, la recepción al turismo se cerró unos días antes, el 16 de marzo. Hay bodegas que tienen todo cerrado y no están vendiendo al público".
"Para empeorar la situación, al principio hasta las vinotecas estaban cerradas. El 21 de marzo el panorama era incierto y duro", insistió Domingo.
No obstante, continuó el proceso de molienda de la uva, de elaboración del vino, y de envasado. "Se concretaron unas exportaciones que estaban pendientes y salieron, pero ahora el mundo está parado y estamos esperando que se vaya reactivando de a poco", dijo.
Turismo interno
Domingo se mostró a favor de abrir el turismo interno en Salta. "En las bodegas estamos ansiosos por recibir turistas", afirmó, y agregó: "Lo que sabemos hacer es trabajar; cuando sea el momento, los vamos a recibir con gusto".
El empresario bodeguero resaltó: "Cafayate es un pueblo turístico y vitivinícola, ojalá se pueda reactivar. Hoy causa dolor pasar por la plaza y ver todo cerrado, tanta gente sin trabajo. Cuando esto se reabra será una buena noticia para los cafayateños y para todo el Valle, es duro no poder trabajar".
"Necesitamos que vuelva a funcionar todo, bodegas, turismo, hoteles, restaurantes, artesanos, todos lo necesitan. Ojalá se pueda abrir el turismo interno, sería una muy buena noticia", insistió.
Además, el secretario de Bodegas de Salta resaltó la importancia de promocionar el vino salteño en el mercado local. "Con el Gobierno trabajamos desde hace varios años con el programa de Posicionamiento del Vino de Altura Salteño, el cual nos permitió ganar terreno en el consumo local".
"Sería bueno que este año, tomando en cuenta las restricciones necesarias en materia sanitaria, se pueda continuar con este programa", consideró.
Buena calidad
Este año, la campaña vitícola salteña fue buena, con una muy buena calidad de la uva, que permite producir vinos también de excelente calidad. "Fue un año distinto, muy lluvioso pero con buena sanidad", explicó Domingo, y agregó: "Obtuvimos muy buenas uvas y muy buenos vinos, si bien no fue tan buena en volumen".
El productor resaltó que, pese a la pandemia, pudieron concluir con la vendimia, que se realiza entre marzo y abril. "Viendo el contexto de lo que pasó fue un buen año porque se pudo cosechar, manteniendo los protocolos pudimos trabajar, ya que no había casos en Cafayate", reveló.
Ventas a China
Esta semana, el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá, rubricó un convenio con el presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, y el titular de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), José Zuccardi, para que los vuelos sanitarios con destino a China transporten vinos argentinos a ese destino.
El objetivo de la iniciativa es impulsar las exportaciones de la industria vitivinícola aprovechando los vuelos que Aerolíneas realiza a China para traer insumos sanitarios en el marco de la emergencia por la pandemia del coronavirus.
"El acuerdo potencia una vinculación estratégica entre la aerolínea de bandera, la bebida nacional y las sedes de Cancillería en el exterior para posicionar al país y sus productos en los mercados mundiales", indicaron desde Cancillería.
La propuesta constará de un acceso a tarifas preferenciales para el envío de productos vitivinícolas a China.
Consultado al respecto, Osvaldo Domingo señaló que no están enterados de bodegas salteñas que ya participen de este convenio, pero consideró: "Todo lo que sirva a la industria, sea de Mendoza, San Juan o Salta, a la larga nos sirve a todos".
Fuente: SALTA | http://www.eltribuno.info
Poca demanda de vino salteño por la falta de turismo

Fuente: SALTA | https://elportaldesalta.com.ar
Poca demanda de vino salteño por la falta de turismo

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.