López Obrador sí presionó a EEUU para liberar al general Cienfuegos: WSJ

DESFILE MILITAR - AMLO - ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR - MEXICO - 6092020
Al centro, el presidente Andrés Manuel López Obrador, acompañado del secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval (izquierda) y el almirante secretario José Rafael Ojeda Durán (Foto: Presidencia de México) (Foto: Presidencia de México./)

“El arresto en octubre en Estados Unidos del exministro de Defensa de México, Salvador Cienfuegos (acusado de narcotráfico y lavado de dinero), desató la ira entre los altos oficiales militares mexicanos, quienes vieron la acción como una humillación y violación de la soberanía del país”. El diario estadounidense Wall Street Journal resume así la encrucijada que enfrentó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y el de su homólogo, Donald Trump.

Desde el pasado 15 de octubre, cuando fue aprehendido el ex jefe militar durante el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), en Los Ángeles, California, México arrancó una cruzada diplomática —sin precedentes— para traer de vuelta al general. El 6 de noviembre, día de la primera audiencia en EEUU de Cienfuegos Zepeda, la fiscalía mexicana habría recibido en sus oficinas la investigación íntegra que la DEA acumulaba en contra del ex funcionario.

Antes de la segunda, ambas administraciones anunciaron el acuerdo entre sus respectivas fiscalías: Cienfuegos regresaría a México libre de cargos.

The Wall Street Journal afirma que “el arresto despertó pasiones nacionalistas antiamericanas en las fuerzas armadas”. Los graves cargos imputados a Cienfuegos —señalado de ayudar a una escisión de los Beltrán Leyva—, más allá de erosionar el sexenio y la figura de Peña Nieto, significaron un torpedo para la credibilidad del Ejército mexicano convertido en uno de los pilares fundamentales en el gobierno actual.

El ex secretario de Defensa, Salvador Cienfuegos. (Foto:EFE/José Pazos/Archivo)
El ex secretario de Defensa, Salvador Cienfuegos. (Foto:EFE/José Pazos/Archivo)
(EFEI0658/)

A López Obrador y otros funcionarios les preocupaba que el hecho de que México no pudiera detener el arresto del general Cienfuegos generaría tensiones con los militares y obstaculizaría la capacidad del gobierno para cumplir con las prioridades del presidente”, cita el diario conservador.

Cienfuegos llevaba una década siendo investigado por la DEA; sin embargo, la cancillería mexicana sólo fue avisada de la operación el día de la detención.

El gobierno de López Obrador se enfrente ahora al desafío de iniciar una investigación rigurosa y transparente sobre el general, disipando las dudas de impunidad o trato de favor que desde que se conoció en acuerdo sobrevuelan en la opinión pública. El peso recaerá sobre la Fiscalía General de la República, creada hace apenas dos años con la intención de terminar con la corrupción y la impunidad.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

El caso Cienfuegos: la gran prueba para el sistema judicial de México

Salvador Cienfuegos: lo que diga o no el General, será clave

“Echándose sus tequilas”: Anabel Hernández contó detalles de la supuesta cercanía entre Cienfuegos y Arturo Beltrán Leyva

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
López Obrador sí presionó a EEUU para liberar al general Cienfuegos: WSJ

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.