El riesgo de que un Frankenstein termine como jefe de los fiscales

Los proyectos para reducir la cantidad de votos que se necesitan en el Senado para elegir o destituir al Procurador General de la Nación son como el huevo de la serpiente. Parecen inocuos; no lo son. Y en esa senda, el Senado ya dio media sanción a una reforma que ahora deberá convalidar o retorcar la Cámara de Diputados, con múltiples opciones complicadas.

Fuente: POLÍTICA | https://www.lanacion.com.ar/
El riesgo de que un Frankenstein termine como jefe de los fiscales

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.