Así fue la fuga de 50 detenidos en la estación de Policía del barrio Belén en Medellín

 AFP 163
AFP 163

De acuerdo con información de la Policía, 50 detenidos en la estación del barrio Belén de Medellín lograron escapar en la madrugada de este jueves 15 de octubre, tras romper la cerradura de la celda de la sala de retención transitoria, donde se encontraban a la espera de la legalización de su captura.

El coronel Ómar Rodríguez de la Policía de Medellín, sostuvo que luego del incidente se activaron todos los dispositivos para recapturar a estos hombres.

“En horas de la madrugada, en la estación de Policía de Belén se presenta una fuga masiva de 50 detenidos que se encontraban en las salas de retención transitoria. Inmediatamente, conocido el hecho, reaccionamos con todos los dispositivos que se encontraban en la jurisdicción, logrando la recaptura de 20 de ellos. En estos momentos, continuamos con las operaciones en toda el Área Metropolitana con el fin de lograr la ubicación y la recaptura de los otros 30 que se encuentran prófugos”, dijo el uniformado.

Sobrepoblación carcelaria, un problema de nunca acabar

En Colombia la cifra de hacinamiento carcelario y en centros de detención está en una sobrepoblación de 54,9%; demostrando que uno de los mayores problemas de la crisis carcelaria es la sobrepoblación, ya que en las 132 instalaciones en el país solo hay capacidad para 80.150 presos

El Espectador recoge el testimonio de Indira Velásquez, profesional de acción social del Instituto Seres, de la Universidad del Rosario, que asegura que este tema es crítico en todo el país.

“Desde hace varios años se conoce que existe una crisis carcelaria, de hecho, estamos hablando desde la sentencia T-253 y la T-296 de 1998 en la que se declaran una serie de inconstitucionalidades en las prisiones y responde en la medida de las condiciones de hacinamiento, de salubridad, de alimentación, incluso, condiciones laborales que no aportan a ninguna medida del tratamiento penitenciario a todos los involucrados”, aseguró Velásquez a ese diario.

Velásquez sostuvo además que “la crisis no solo responde al Covid-19, sino también a las precarias condiciones de vida al interior. Es urgente revisar y tomar medidas particulares sobre la situación jurídica y la salud física y mental”.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) reveló en marzo este año las cifras oficiales de hacinamiento y asegura que existen 124.188 personas que están en condición de intramuros, pero según la capacidad que tienen las 132 instalaciones en el país, solo hay espacio para 80.156 reclusos, por lo que hay una sobrepoblación de 44.032. Las cifras han ido aumentando ya que en 2019 había 123.802 privados de la libertad y en 2018 la cifra era de 118.513.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo indicó que se debe tener un plan para los internos que no cumplan más de ocho años de prisión y para quienes hayan cumplido la mitad de su pena, sin contar los que hayan cometido delitos atroces.

Germán Pabón, delegado de política criminal y penitenciaria de la Defensoría, recalcó que en la sentencia C-228 de 2011 de la Corte Constitucional se establecen, de manera precisa, las medidas que se deben adoptar en caso de emergencia carcelaria.

“Cuando salga un sin número de privados de la libertad y pasada la crisis tengan que regresar, su regreso impactaría de manera muy fuerte en el hacinamiento carcelario”.

Fuente: ARGENTINA | https://www.infobae.com
Así fue la fuga de 50 detenidos en la estación de Policía del barrio Belén en Medellín

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.